Features

Las mujeres de Bangladesh encuentran obstáculos para conectarse

6 mayo 2015
ITC Noticias

La industria de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) es un sector de rápido crecimiento en Bangladesh. Los últimos cinco años, en particular, han sido testigos de una mejora en la conectividad a internet y un aumento de inversión extranjera en el sector. Actualmente, el país cuenta con más de 200.000 profesionales de la externalización de procesos comerciales.

El programa 'One Bangladesh Vision,' puesto en marcha por la Asociación de Software y Servicios de la Información de Bangladesh (BASIS) en 2014, tiene por objetivo exportar servicios de TI y software por el valor de $EE.UU. 1000 millones de aquí a 2018, lo que creará puestos de trabajo para 1 millón de profesionales del sector.

Sin embargo, en un país donde las mujeres representan el 50% de la población, existe una gran escasez de mujeres empresarias y profesionales de las TI. A pesar de que cada vez más mujeres se unen a la fuerza laboral, la industria continúa muy atrasada en términos de índice de participación. Tan solo el 13% de la fuerza laboral del sector son mujeres, la mayoría en puestos de gestión de responsabilidad baja o media, y solo el 1% de las empresas del sector de las TIC del país están dirigidas por mujeres.

OBSTÁCULOS AL PROGRESO

Las barreras ambientales y sociales, como los estereotipos, la discriminación de género y el claro dominio de los hombres en los departamentos de ciencias e ingeniería en institutos y universidades, continúan frenando el progreso de las mujeres en el sector de las TI.

Sabrina Akter es una ingeniera de software con más de ocho años de experiencia. Nos cuenta que no fue fácil comenzar a trabajar en el sector. Sus amigos y familiares no creían que fuera el sector adecuado para una mujer y ella misma descubrió que el entorno laboral tampoco lo era: no había seguridad ni baños separados para mujeres y hombres.

Las mujeres de Bangladesh comenzaron a trabajar fuera del hogar hace bien poco gracias a que las nuevas generaciones hayan decidido romper con la tradición. Ahora, algunas madres apoyan con entusiasmo a sus hijas en su búsqueda de empleo, ya que saben lo que significa no tener una profesión gratificante y tener que enfrentarse a sus padres para que les den la oportunidad de estudiar y elegir su propia carrera.

Es muy complicado que una mujer ocupe un puesto de responsabilidad en el campo de la TI en Bangladesh, debido a que este incluirá desplazamientos, nacionales e internacionales, contacto con los clientes, formación y participar en conferencias internacionales.

'Para muchas mujeres, estos requisitos son inimaginables, ya que se enfrentan a una tremenda presión por parte de sus padres o maridos que no quieren que viajen solas', declaró Afreen Hossain, fundadora de 'Code it, Girl!', un servicio comunitario de concienciación sobre la codificación que pretende animar a las chicas jóvenes a aprender lenguajes de programación.

'Un porcentaje muy pequeño de chicas se matricula en escuelas de ingeniería, y de estas solo unas pocas trabajarán en el sector. Nuestro objetivo es crear una comunidad virtual donde las estudiantes puedan interactuar y obtener ayuda de profesionales del software que trabajen en la industria. También organizamos sesiones de formación y seminarios en línea para proporcionarles los recursos que necesiten', añadió la Sra. Hossain.

La credibilidad es otro reto al que tienen que enfrentarse las mujeres que intentan adentrarse en este campo. Esto comienza en la universidad donde, a menudo, se dice que las mujeres no tienen el tipo de inteligencia necesaria para este sector porque los temas técnicos, como la ingeniería o el desarrollo de software, no son para las chicas.

'En cualquier entrevista lo primero que se nos pregunta es si tenemos las aptitudes necesarias y, dado que somos mujeres, disponemos del tiempo requerido para el trabajo', explicó la Sra. Hossain.
'Además, para las empresarias es difícil acceder a financiación y prácticamente imposible hacerlo sin un aval masculino.'

EL LADO POSITIVO

A pesar de los retos a los que se enfrentan, las mujeres del sector ven muchas posibilidades y posibles ventajas para ellas dentro de la industria, que compartieron durante un grupo de discusión sobre mujeres en el sector de la TI, organizado por el programa NTF III del ITC en Bangladesh el pasado mes de diciembre.

La tecnología cambia rápidamente y hay grandes oportunidades para aquellos que saben adaptarse al cambio. Los avances tecnológicos pueden ayudar a compensar la estructura empresarial y el entorno dominado por los hombres que existe en Bangladesh, ya que permiten que las mujeres trabajen como autónomas desde sus casas y compaginen su vida familiar y laboral.

'Las habilidades técnicas son aplicables en todo el mundo y los conocimientos de TI que están adquiriendo las mujeres les permiten trabajar en otros mercados, proporcionándoles oportunidades que de otra manera no tendrían', declaró la Sra. Hossain.

El sector de la TI ofrece un gran abanico de trabajos variados y creativos que permiten a las mujeres obtener ingresos y apoyar a sus familias; este empoderamiento marca grandes diferencias para las mujeres del país y las hace más independientes.

NUEVOS HORIZONTES

Si Bangladesh quiere aprovechar el potencial de crecimiento de su industria de las TI y las TIES, y posicionarse delante de otros destinos clave para la externalización de servicios, es crucial que implique a las chicas mientras están estudiando, ofreciéndoles formación técnica específica, y conceda acceso a financiación a las empresarias.

Los formuladores de políticas deben tomar medidas para estimular la industria y cambiar el entorno y la seguridad laboral, a través de la puesta en práctica de políticas que promuevan la igualdad de género y la inclusión para atraer a más mujeres.

Las campañas de sensibilización también pueden ayudar a posicionar a la industria como un buen campo de trabajo para las mujeres debido a su flexibilidad y variedad laboral. Asimismo, este tipo de campañas pueden animar a los hombres a apoyar a sus mujeres, hijas o hermanas, dándoles a conocer la industria y los beneficios que alberga para las mujeres que opten por trabajar en ella.

Para los países que acogen una economía basada en el conocimiento, las tecnologías de la información y la comunicación juegan un papel clave en el desarrollo, y aumentar la representación y participación de las empresarias y profesionales de las TI ayudará a alcanzar el objetivo de Bangladesh: convertirse en un punto de referencia para la industria de las TI y las TIES.