Speeches

La receta de Nepal para el desarrollo económico sostenible

9 enero 2018
ITC Noticias
Discurso pronunciado por la Directora Ejecutiva del ITC, Arancha González, Escuela de Gestión de la Universidad de Katmandú (KUSOM)
Katmandú (Nepal), 12 de octubre de 2017

Rector Doctor Ram Kantha Makaju Shrestha,

Decano Doctor Devi Bedari,

Facultad y alumnos de la Universidad de Katmandú:

¡Namaste! Aaja malai yaha ayera dherai khushi laagyo.

Me gustaría dar las gracias a la Escuela de Gestión de la Universidad de Katmandú (KUSOM) por invitarme a compartir lo que hacemos en el Centro de Comercio Internacional para promocionar el comercio inclusivo. También siento gran curiosidad por conocer su punto de vista con respecto a cómo puede lograr un crecimiento más inclusivo Nepal.

Nepal ha captado la atención del mundo en muchos sentidos.

Se ha ganado el reconocimiento internacional por su exportación de la pashmina de alta calidad, la joyería de plata, unas atracciones turísticas impresionantes y su cálida hospitalidad.

En abril de 2004 fue el primer país menos adelantado (PMA) en unirse a la Organización Mundial del Comercio.

A finales del año pasado, el informe sobre PMA de las Naciones Unidas calculaba que es previsible que en los próximos ocho años Nepal «se gradúe» y deje de ser un PMA. Si tenemos en cuenta que en los últimos 23 años el único PMA sin litoral que ha alcanzado la graduación ha sido Botswana, la progresividad y los logros del pueblo nepalés resultan encomiables, pues ha logrado situarse junto con un número muy reducido de países, como el siguiente en la lista para la graduación.

Para llegar a ese punto hace falta una receta de políticas domésticas inteligentes concebidas para impulsar el alcance del comercio nepalés y también de los beneficios comerciales. Para un país pequeño y sin litoral como Nepal, el comercio inclusivo es un ingrediente clave.

Las pymes representan el modelo más fructífero de comercio inclusivo y crecimiento. Las investigaciones realizadas por el ITC sobre empresas de todo el mundo evidencian que la mejora de la productividad de las pymes se traduce en un aumento de empleos mejor remunerados, que se distribuyen entre los sectores menos favorecidos de la economía; y que si se ayuda a estas pequeñas empresas a exportar, se generan una mayor productividad y beneficios en términos de salarios y empleos.

No olvidemos que las pequeñas y medianas (pymes) nepalesas representan más del 90 % de los negocios; generan más del 70 % de los empleos en el sector industrial; constituyen un importante generador de divisa extranjera; y realizan una gran aportación al PIB nacional.

Las pymes son el sustento de la economía de Nepal y por eso son la mayor fuente de esperanza con respecto a la garantía del comercio sostenible, y merecen un apoyo.

¿Y qué tipo de apoyo necesitan las pymes nepalesas?

El ITC lleva más de 50 años apoyando a pymes de todo el mundo y una de las cosas que más útil nos ha resultado a la hora de ayudar a este tipo de empresas ha sido hablar con ellas e identificar sus debilidades y sus necesidades. El ITC, con el apoyo de vuestra propia KUSOM ha realizado recientemente una encuesta entre empresas nepalesas con ese preciso fin.

De dicha encuesta extrajimos numerosas conclusiones. Por ejemplo, descubrimos que las pequeñas empresas de Nepal obtienen muy buenos resultados en la realización de auditorías de sus estados financieros y en el acceso a una mano de obra instruida. Sin embargo, obtienen resultados deficientes en la utilización del correo electrónico y en la posesión de licencias de tecnología extranjera, que representan el grado en que las pymes se pueden conectar y pueden competir en la economía mundial. Por otra parte, la mayor diferencia existente entre las pequeñas y las grandes empresas reside en la titularidad de cuentas bancarias; y la baja fiabilidad del suministro eléctrico representa un importante obstáculo para el ecosistema empresarial nepalés.

Además de estas conclusiones, hay cuatro áreas que poseen una importancia estratégica para el comercio inclusivo en Nepal.

1. En primer lugar, las pymes nepalesas tienen menos probabilidades de exportar que sus equivalentes de mayor tamaño. Aparte de las cuestiones relacionadas con la limitada capacidad de gestión comercial y la limitación del acceso a la financiación, esto se debe, en gran medida, a que a las pymes nepalesas no les resulta fácil obtener certificados de calidad internacionales, lo que hace que no puedan competir con competidores externos o de mayor tamaño.

De hecho, el comercio transfronterizo se traduce en cumplimiento normativo. Sin embargo, en Nepal, las pequeñas empresas tienen proporcionalmente más dificultades con las medidas relacionadas con la exportación (34 %) que las medianas (15 %) y grandes (16 %) empresas.

Solo el 13 % de los problemas que afectan a los exportadores parecen ser debidos a que la normativa resulte demasiado estricta o difícil de cumplir. Por el contrario, el 73 % de las dificultades experimentadas por los exportadores se deben a varios obstáculos de procedimiento, la mayoría de los cuales se producen en el propio Nepal.

En líneas generales, los exportadores notifican 900 incidentes de obstáculos de procedimiento que hacen que resulte difícil cumplir con un determinado reglamento. El 64 % de estos incidentes se producen en organismos nepaleses.

Los principales tipos de obstáculos de procedimiento que entorpecen los procesos de exportación en Nepal guardan relación principalmente con la falta de centros de análisis y certificación. Los centros de análisis limitados o inapropiados en Nepal representan el 19 % de los obstáculos de procedimiento notificados por los exportadores nepaleses, y otro 9 % guarda relación con el hecho de que las instalaciones de análisis de Nepal carezcan de acreditación internacional, por lo que los certificados expedidos por dichos organismos no son aceptados en los países asociados.

El segundo tipo de obstáculos de procedimiento más notificado guarda relación con altas tarifas y otros cargos elevados para obtener la certificación o los análisis requeridos (16 %). La mayor parte de estos obstáculos de procedimiento se producen en países extranjeros. Este problema guarda relación con la falta centros apropiados de análisis y certificación en Nepal, que obliga a los exportadores a tener que enviar sus productos a otros países para que se les realicen los análisis necesarios. Las empresas nepalesas consideran que las tarifas correspondientes a dichos servicios en países extranjeros son muy elevadas.

Los pagos informales para la obtención de la documentación necesaria, la autorización del despacho o la aceleración del proceso representan el 15 % de los obstáculos de procedimiento señalados. Prácticamente dos tercios de las cuestiones relacionadas los pagos informales se producen en organismos nepaleses y el tercio restante se produce en las aduanas de los mercados de destino o en los países de tránsito.

Huelga decir que el ámbito de la homologación de los análisis y la certificación es un ámbito específico que puede y debe abordarse en Nepal. Si queremos colaborar en serio con las pymes nepalesas e impulsar su participación en el comercio mundial, la reducción de las barreras no arancelarias —u obstáculos de procedimiento— al comercio que suponen una considerable desventaja para las pymes sin recursos suficientes y sin experiencia debe ser una prioridad.

Como partes interesadas clave, debemos garantizar también la eficaz ejecución de los cuerdos comerciales tales como el Acuerdo sobre Facilitación del Comercio de la OMC, con el fin de garantizar un panorama empresarial simplificado, coordinado y automatizado y de reducir los costes comerciales con mecanismos como la «ventanilla única».

2. En segundo lugar, únicamente el 12 % de las empresas exportadoras nepalesas son propiedad de mujeres. Esta representación deficiente de las mujeres no es exclusiva de Nepal. Las encuestas realizadas por el ITC también desvelan que las empresas pertenecientes a mujeres tienen que enfrentar mayores retos para ampliar sus empresas. El ITC ha detectado en una encuesta reciente que, por término medio, las mujeres exportan a 9 mercados, mientras que las empresas dirigidas por hombres exportan a 15 mercados. ¿Por qué esta diferencia y qué podemos hacer al respecto?

Debido a una serie de limitaciones financieras, normativas, familiares o logísticas, en la actualidad prácticamente mil millones de mujeres de todo el mundo no pueden participar plenamente en nuestras economías. Es más, el 90 % de los países de este mundo cuenta al menos con una ley que dificulta las oportunidades económicas de las mujeres.

Estas limitaciones específicas de género que afectan a la participación de las mujeres en la titularidad de las empresas o en la dirección tienen repercusiones socioeconómicas adversas graves, pues la titularidad de las empresas por parte de las mujeres guarda relación con una serie de resultados clave en materia de desarrollo a escala nacional, empresarial, comunitaria y familiar.

En un contexto en el que las mujeres desempeñan la misma función que los hombres en los mercados laborales, el PIB global anual podría incrementarse hasta en 28 billones de dólares de los Estados Unidos, o un 26 %, de aquí a 2025.

Cuanto mayor es la diversidad de género en el equipo ejecutivo superior, mayor es el aumento del rendimiento: por cada 10 % que aumenta la diversidad de género, se registra un aumento del 3,5 % en los ingresos.

A nivel familiar, las mujeres destinan el 90 % de sus ingresos a la salud, la nutrición y la educación (frente al 40 % en el caso de los hombres).

La conclusión que podemos extraer de estas tendencias de los datos es que, en comparación con los hombres, las mujeres no se están adaptando satisfactoriamente a las retos y las oportunidades de los mercados internacionales.

Para aprovechar las oportunidades de crecimiento inclusivo debemos respaldar y preparar mejor a las mujeres para que se beneficien de las oportunidades dimanantes de la apertura del comercio. Las intervenciones específicas a través de los marcos de cooperación para el desarrollo resultan de utilidad. También debemos invertir para comprender qué supone en términos de la vida real la participación de las mujeres en el comercio, que conllevará, entre otras cosas, una fuerte inversión en la desagregación de los datos pertinentes por género, capacitación en materia de género para los oficiales comerciales, y análisis de la cadena de valor más basados en el género.

Además de defender los datos de calidad y la capacitación, tenemos que invertir en herramientas y equipar a las pymes pertenecientes a mujeres que participan en el comercio para que sean más competitivas en el panorama comercial en constante evolución.

Esta es la razón que llevó al ITC a lanzar la iniciativa SheTrades que se propone conectar a un millón de mujeres con el mercado de aquí a 2020. Para lograrlo, tenemos que asegurarnos de que las políticas comerciales no sean discriminatorias; propiciar conexiones digitales o presenciales con redes y contactos empresariales; respaldar la creación o el fortalecimiento de las organizaciones de apoyo al comercio orientadas a las mujeres en el comercio; y desarrollar competencias de gestión, competencias técnicas y capacitación, con base en actividades de mayor valor añadido.

3. Tercero, la conectividad digital está brindando nuevas oportunidades de acceso a los mercados internacionales a las pymes. La encuesta más reciente sobre comercio electrónico realizada por el ITC demuestra que más del 80 % de las empresas que realizan exportaciones transfronterizas a través del comercio electrónico son microempresas y pequeñas empresas. El comercio electrónico transfronterizo representa ya el 12 % del comercio global de productos y se espera que crezca casi el doble que el comercio electrónico nacional. Las empresas nepalesas tienen que aprovechar esta oportunidad y ampliar sus exportaciones en el mercado mundial.

El comercio electrónico es además muy importante para el desempeño de la actividad comercial por parte de las mujeres. El hecho de que se desarrolle en la red pone a las empresas propiedad de mujeres en pie de igualdad. En líneas generales, menos de una cuarta parte de las empresas que tienen actividad comercial fuera de la red son empresas pertenecientes a mujeres. El porcentaje de estas empresa se duplica al pasar del comercio tradicional fuera de la red al comercio electrónico transfronterizo. El comercio electrónico ofrece nuevas oportunidades empresariales y un impacto socioeconómico potencial, especialmente para las mujeres.

Además, también ayuda a empoderar a las mujeres por medio de la educación y la asignación de puestos con capacidad de toma de decisiones. En este sentido, Nepal está abriendo camino con los cambios que ha introducido recientemente en la constitución, encaminados al empoderamiento de las mujeres y los jóvenes; la reducción de más del 90 % de las diferencias de género en la educación; y el nombramiento de mujeres para que ocupen cargos de liderazgo como el de Jefe de Estado y Comandante en Jefe, Presidente de la Corte Suprema, Presidente de la Cámara de Comercio y Presidente del Parlamento; .

4. Cuarto: Nepal todavía tiene miles de millones de dólares de potencial de exportación sin explotar. Este potencial reside fundamentalmente en su propia región y especialmente en el potencial de exportación de frutos de cáscara frescos o secos; productos derivados del yute; lentejas; cardamomo y alfombras. Son unas ganancias que vale la pena aprovechar.

Por otra parte, en lo relacionado con las exportaciones nuevas, Nepal goza de oportunidades de diversificación en los sectores del textil y el calzado, cuya producción implica una participación relativamente elevada de las pymes y registra una puntuación relativamente buena en el indicador de estabilidad de los precios.

Por último, los sectores de los servicios ofrecen grandes oportunidades de diversificación, también en torno al comercio digital.

Esto quiere decir que es tan importante ser capaz de conectarse como saber qué conectar y con quién. Muchas de las respuestas a estas preguntas están en la inteligencia comercial y de mercado. En unos meses, el ITC va a lanzar en colaboración con la OMC y la UNCTAD un nuevo servicio de asistencia comercial para pymes con el que se pretende profundizar en el ámbito de la inteligencia de las pymes sobre dónde y cómo explotar las oportunidades comerciales.

En dos palabras, damas y caballeros, aquí todo gira en torno a la competitividad de las pymes.

Como CEO, directivos y formuladores de políticas del futuro, les insto a que dejen su huella en Nepal y avancen para ello en algunas de las áreas de actuación y oportunidad que yo he destacado hoy, tanto si deciden formar o dirigir su propia pyme; dirigir un centro de análisis; o liderar el cambio en la política nacional en apoyo de las mujeres, las pymes y otros sectores de su economía. Espero que mis palabras les hayan transmitido ideas suficientes para dejar esa huella.

Gracias.