Features

La costura como vía de escape de la pobreza para las mujeres

3 julio 2013
ITC Noticias
Connecting microproducers with the international fashion industry to build self-respect and better lives

Los textiles tejidos a mano y los tintes naturales de Ghana, Malí y Burkina Faso, tres de los países más pobres del mundo, han encontrado su lugar en la industria mundial de la moda a través de la Iniciativa de Moda Ética (IME) del ITC. La Iniciativa también se ha puesto en marcha recientmente en África Occidental para poner a los microproductores en contacto con los compradores de moda en Europa.

La IME trabaja para mejorar los medios de vida de los microempresarios y las comunidades marginalizadas en África Oriental, África Occidental y Haití, poniéndolos en contacto con grandes casas de moda y ofreciéndoles asistencia para la creación de los productos tan apreciados por los consumidores. Algunos de los diseñadores más importantes del mundo, como Stella McCartney, Vivienne Westwood, Ilaria Venturini Fendi y Sass & Bide, apoyan la iniciativa, en la que llegaron a participar más de 7.000 artesanos, la mayoría de ellos mujeres. La IME comenzó como un proyecto piloto en 2007, en Kenya y Uganda. Si bien Kenya es un país avanzado desde el punto de vista industrial, más de la mitad de la población vive por debajo del umbral de la pobreza. Se calcula que el ‘sector informal’, que incluye a las personas que no participan en la economía principal y, por lo general, no tienen acceso a servicios bancarios, representa más de un tercio de PIB del país.

La IME trabaja para mejorar los medios de vida de los microempresarios y las comunidades marginalizadas en África Oriental, África Occidental y Haití, poniéndolos en contacto con grandes casas de moda y ofreciéndoles asistencia para la creación de los productos tan apreciados por los consumidores. Algunos de los diseñadores más importantes del mundo, como Stella McCartney, Vivienne Westwood, Ilaria Venturini Fendi y Sass & Bide, apoyan la iniciativa, en la que llegaron a participar más de 7.000 artesanos, la mayoría de ellos mujeres. La IME comenzó como un proyecto piloto en 2007, en Kenya y Uganda. Si bien Kenya es un país avanzado desde el punto de vista industrial, más de la mitad de la población vive por debajo del umbral de la pobreza. Se calcula que el ‘sector informal’, que incluye a las personas que no participan en la economía principal y, por lo general, no tienen acceso a servicios bancarios, representa más de un tercio de PIB del país.

Desde sus inicios, el IME ha ayudado a los artesanos a ganar ingresos formales y a acceder a servicios bancarios, lo que permitió que las personas con recursos limitados pudieran planificar su uso y ahorrar. El punto neurálgico de la Iniciativa en África se encuentra en el centro de Nairobi, una ciudad de más de tres millones de habitantes donde existe un gran contraste entre los ricos y los pobres. El centro en Naiorobi, así como las instalaciones de Gilgil, en el Valle del Rift, ofrecen un lugar de trabajo seguro donde mujeres con distintas procedencias pueden colaborar.

En Kenya, las mujeres que participan en la IME elaboran accesorios, principalmente bolsos, joyas y zapatos. En un simple bolso se pueden llegar a observar hasta diez técnicas de fabricación artesanal diferentes, que reflejan las habilidades de distintos grupos comunitarios.

En Burkina Faso, donde la mayoría de la gente trabaja en la agricultura, la Iniciativa ha contribuido a crear un nuevo centro regional en Ouagadougou, la capital del país, que también sirve como centro para los beneficiarios de la IME en Malí. Ambos países son conocidos por sus técnicas de artesanía tradicionales, así como su experiencia en la fabricación, el tinte y el tejido del algodón para la creación de maravillosas telas que, además de alcanzar precios elevados en el mercado internacional, son una fuente de orgullo para las personas que las elaboran.

Los diseñadores de moda y otros actores de la industria adquieren dichas telas a través de la IME en África Occidental. El impacto del proyecto ya se ha podido observar en el mundo de la moda internacional, con un bolso de fin de semana, con tela tejida en Burkina Faso, que se presentó en el desfile de moda de Vivienne Westwood en Londres, en febrero de 2013.

 
 
 

En Ghana, donde casi el 30% de la población sobrevive con menos de $EE.UU. 1,25 al día, existe un gran culto hacia las tradiciones artesanales, así como un gran gusto por la moda y una creciente experiencia en métodos de producción. Allí, la IME trabaja con los nuevos talentos para ayudarles a establecer sus marcas y construir su negocio, lo que genera un amplio abanico de trabajos, desde personal de corte y confección hasta contables.

La IME, fundada por la Secretaría de Estado de Economía de Suiza (SECO), así como Alemania, el Japón y Noruega, utiliza la moda como un medio para salir de la pobreza, pues ayuda a que las comunidades marginadas, organizadas en cooperativas empresariales, se introduzcan en las cadenas de valor internacionales de la industria de la moda. Asimismo, satisface el deseo, cada vez más frecuente en el mundo de la moda, de colaborar con artesanos que reciben un salario decente, trabajan en unas condiciones laborales justas y utilizan materiales que se obtienen y producen de forma ética. La iniciativa empodera a las mujeres, y les permite ganar un salario regular, mejorar la situación de sus familias y comunidades; además, les ayuda a ganar confianza y respecto.

Moda africana en la pasarela de Roma

Prometedores diseñadores de moda mostrarán una colección de África, creada bajo la IME del ITC en la Semana de la Moda de Roma bianual, en julio de 2013. El evento está organizado por AltaRomAltaModa, y presentará el trabajo de diseñadores de todo el mundo. La colección de moda africana está cogestionada por la IME e incluirá colecciones creadas por Stella Jean, la diseñadora italiana del momento, y el dúo suizo PortenierRoth en la colección se mostrarán textiles tejidos a mano en Burkina Faso y Malí. Además, se presentarán diseños de las marcas ghanesas Kiki y Christie Brown.

Stella Jean

Stella Jean, nacida en Roma, es una nueva diseñadora con raíces caribeñas que presentó su primera colección en julio de 2011, y ganó el premio ‘Who is on Next’, patrocinado por Vogue Italia y AltaRoma. Stella Jean, ex-modelo, combina estampados africanos con elementos modernos para entrelazar sus raíces italianas y haitianas. Sus colecciones son 'reflejos de la vida, inspirada por una experiencia mutlifacética’. Stella Jean apoya la Iniciativa en pro de la moda en Haití, destinada a crear trabajos sostenibles en el país por medio de la construcción de centros de producción para el mercado americano.

PortenierRoth

Sabine Portenier y Evelyne Roth son dos diseñadoras suizas que presentaron su marca en 2007. Su concepto de diseño es único: no cuentan con colecciones de temporada, sino que crean una colección por año de cada temporada. A ambas diseñadoras les apasiona combinar la moda y el arte contemporáneo en sus presentaciones, por las que también ganaron varios premios.

Kiki Clothing

Kiki Clothing es una marca de prendas de vestir y de calzado para mujer y niños de Ghana, fundada por Titi Ademola, una diseñadora de origen ghanés-nigeriano. Las colecciones de Kiki Clothing combinan colores vivos, estampados africanos y un estilo ‘casual’. Las ideas de Titi Ademola para sus colecciones se basan en la tradición y el día a día de Ghana y Nigeria, además de otras culturas. Todos los productos se fabrican en Ghana (con textiles de Malí y Ghana), a fin de permitir a los países africanos que obtengan beneficios gracias a la moda.

Christie Brown

Christie Brown es una marca de prendas de vestir de lujo para mujeres de Ghana. Fue fundada en 2008 por Aisha Obuobi bajo el nombre de su abuela, que fue su fuente de inspiración para comenzar su carrera en el mundo de la moda. En 2009, Aisha Obuobi ganó el 'Emerging Designer of the Year Award' en la Semana de la Moda Arise de Sudáfrica; además, fue la única diseñadora de Ghana que presentó su colección en la Semana de la Moda de París. Gracias a su combinación de estilos modernos y estampados africanos en sus colecciones, Aisha Obuobi espera dar un toque africano a las mujeres modernas y con estilo.