Speeches

Discurso de la Directora Ejecutiva del ITC en el foro Arab Africa Trade Bridges

8 noviembre 2017
ITC Noticias
Discurso de la Directora Ejecutiva del ITC, Arancha González, en el foro Arab Africa Trade Bridges
Rabat (Marruecos)
22 de febrero de 2017
Excelencia, Sr. Hani SONBOL, Director General de la Corporación Islámica Internacional para la Financiación del Comercio (ITFC);
Excelencia, Dr. Bandar M.H. HAJJAR, Presidente del Grupo Banco Islámico de Desarrollo Group (Grupo BID);
distinguidos ministros;
miembros del cuerpo diplomático y representantes de organismos regionales e internacionales;
excelencias;
distinguidos delegados;
señoras y señores:


Es para mi un placer estar de nuevo en Rabat y me gustaría dar las gracias al Reino de Marruecos, al Grupo Banco Islámico de Desarrollo y a la Corporación Islámica Internacional para la Financiación del Comercio por invitar al ITC a participar en el lanzamiento de esta importante iniciativa.

Fomentar lazos económicos más fuertes entre los Estados árabes y los países del África Subsahariana miembros de la Organización de la Conferencia Islámica es oportuno desde el punto de vista político, pero lo más importante es que tiene mucho sentido desde el punto de vista económico.

África es el mercado del futuro. Es un centro de innovación por explotar. Si ello se combina con la experiencia, la demanda y las oportunidades de mercado de la región árabe puede crearse una nueva y poderosa fuerza económica para el futuro.

Esta iniciativa revitalizará, en parte, las rutas comerciales históricas que conectaban a los países árabes con lo que ahora son Níger, Malí, Ghana, Tanzania, Kenya y, por supuesto, Marruecos. Las caravanas que atravesaban el Sáhara no solo transportaban mercancías como oro, sal y marfil; llevaban consigo poderosas ideas, una religión, un idioma y códigos legales que hicieron posible la confianza a larga distancia y la financiación que hicieron posible que permitieron más intercambios comerciales.

En la actualidad, los volúmenes de comercio interregional son relativamente reducidos. Sin embargo, un reciente estudio del ITC que lleva por título «Oportunidades de exportación para Arab-Africa Trade Bridge» ha identificado un potencial comercial por explotar de más de 20 000 millones de dólares al alcance de la mano.

Las oportunidades se encuentran en sectores que van desde el agrícola y el agroalimentario al químico y el de los servicios. Estas oportunidades están ahí, listas para ser aprovechadas, pero las compañías, los gobiernos y la comunidad Ayuda para el Comercio deben intervenir para convertirlas en operaciones
comerciales reales.

Existen también enormes oportunidades para invertir en las dos subregiones. La inversión extranjera directa (IED) puede llegar con acceso a cadenas internacionales de suministro, tecnología y conocimientos, e incluso infraestructuras, con beneficios colaterales para las empresas de la zona.

Necesitamos modificar el discurso. Cuando en las noticias aparecen las rutas que atraviesan el Sáhara, tienden a hacerlo en el contexto de la inseguridad de la región, o en el de los migrantes irregulares que arriesgan sus vidas para llegar a Europa. El foro Arab-Africa Trade Bridge tiene el potencial de cambiar esta realidad, ya que aumentar el comercio y la inversión en estas regiones daría rienda suelta al crecimiento y a la creación de puestos de trabajo, ampliando las aspiraciones económicas de los jóvenes y de cada vez más gente, desde Mauritania hasta el Golfo.

Un renacimiento del comercio afro-árabe complementaría el actual resurgimiento de otra antigua ruta comercial: la Ruta de la Seda, que conecta a China con Oriente Medio, Europa y África. Como parte de la iniciativa «Un Cinturón, Una Ruta» de Pekín se han construido ya nuevos enlaces ferroviarios, así como infraestructuras viales y energéticas a través de Asia Central, y se están extendiendo al sur de Asia y a Oriente Medio. Todo ello se está completando con inversiones en Infraestructuras marítimas, desde el África Oriental al Asia Sudoriental.

El foro Arab-Africa Trade Bridge busca abordar los desafíos que impiden a las empresas de la región beneficiarse plenamente del potencial comercial existente.

Según la ITFC, algunos de estos desafíos surgen de la falta de información: acerca de las oportunidades de mercado, acerca de las leyes y normativas y acerca de las compañías que podrían ser socios comerciales. Otro desafío que identifica es una cooperación insuficiente entre las instituciones relacionadas con el comercio.

Estas necesidades se corresponden a la perfección con el mandato del ITC de ayudar a las pymes de los países en desarrollo a participar en el comercio, que es el motivo por el que estamos tan ansiosos por apoyar la implantación de esta iniciativa, empezando por un memorando de entendimiento (ME) con el ITFC.

Las pymes dan trabajo a la amplia mayoría de las personas y, puesto que las empresas que comercian tienden a ser más productivas y pagar salarios más elevados, un sector de pymes integrado internacionalmente se traduce en crecimiento inclusivo.

Muchas barreras se interponen entre las pymes y los mercados internacionales, empezando por las dificultades para acceder a la inteligencia comercial y de mercado, que es un área en el que el conjunto de herramientas en línea gratuitas del ITC puede ayudar a las empresas a acceder a los mercados.

Pero las pymes necesitan más que información. Necesitan un entorno normativo favorable y apoyo institucional. Este es el motivo por el que debe considerarse prioritario ayudar a los gobiernos a crear un clima empresarial favorable al comercio (incluidas las reformas necesarias para aumentar la facilitación del comercio) y trabajar con una amplia red de instituciones de apoyo al comercio y la inversión para ayudarles a atender mejor a sus clientes.

Por último, las pymes deben recibir apoyo también para mejorar su competitividad y conectar con las cadenas de valor. Esto es lo que el ITC está haciendo aquí en Marruecos en los sectores agrario, pesquero y del cuero; en Túnez, con empresas textiles y de confección; en África Occidental, con los mangos, y en África Oriental, con las TI, por nombrar tan solo unos pocos. Más adelante durante esta semana en Estambul, en nuestro emblemático evento internacional anual sobre el empoderamiento económico de las mujeres, organizaremos sesiones B2B en las que empresas propiedad de mujeres de los sectores tecnológico, turístico y textil y de la confección se emparejarán cuidadosamente con grandes compradores potenciales como Microsoft y General Electric.

Antes de terminar me gustaría dar las gracias al Grupo BID y al ITFC por su constante cooperación con el ITC. Juntos estamos trabajando para que el comercio redunde en beneficio de todos.

Permítanme felicitarles de nuevo por embarcarse en esta iniciativa. En el Centro de Comercio Internacional estamos listos para ayudarles en todo lo que podamos con el objetivo de maximizar la contribución del foro Arab-Africa Trade Bridge al crecimiento sostenible e inclusivo.

Estoy deseando escuchar sus discursos.