Features

¿Cómo pueden las normas de sostenibilidad ayudar a generar ventajas competitivas?

8 diciembre 2015
ITC Noticias

En los últimos años, cada vez más empresas han comprendido que una buena gestión de los aspectos ecológicos y sociales de los modelos de negocios puede aumentar los ingresos. De hecho, en lo que respecta a la sostenibilidad económica, las empresas pueden mejorar su valor económico y la posición de su marca de forma significativa, y, de este modo, obtener ventajas competitivas.

Los estudios muestran que las ventajas competitivas se obtienen transformando los problemas en demandas. Los problemas (como las sustancias cancerígenas o el trabajo infantil) se pueden convertir en oportunidades de mercado para aquellos que tienen la solución. Si ofrece soluciones a los problemas, contará con ventajas competitivas*.

Los tipos de estrategias de sostenibilidad que se pueden poner en práctica dependen de la fase de integración de la sostenibilidad en la empresa. A través de estudios se han identificado cinco tipos de estrategias eficaces: segura, fiable, eficiente, innovadora y transformadora (IMD, Steger 2004a** y Leitschuh-Fecht & Steger 2003***).

Los investigadores del Instituto Internacional para el Desarrollo de la Gestión (IMD), ubicado en Suiza, realizaron 400 entrevistas en 80 empresas. La información que figura a continuación explica cómo la Norma Textil Orgánica Global (GOTS) para los textiles hechos de fibra orgánica puede ser un medio para apoyar dichas estrategias.

SEGURA

Una estrategia 'segura' se centra en reducir y controlar los riesgos. La GOTS sirve como un instrumento de gestión del riesgo y como un instrumento de comunicación que genera confianza. Las empresas pueden aplicar la GOTS para evitar riesgos ecológicos y sociales en la cadena de suministro.

La implementación de una norma de sostenibilidad de un tercero, como la GOTS, también puede actuar como un sistema de alarma temprana para posibles problemas. Por ejemplo, si la campaña 'Detox' de Greenpeace identifica una nueva sustancia tóxica, rápidamente podrá encontrar la fuente de dicha sustancia, porque ya existiría un sistema medioambiental, y eliminarla de su sistema. La GOTS apoya esta estrategia abarcando toda la cadena de suministro y estableciendo criterios completos y verificables en cada fase. El cumplimiento con dichos criterios se debe documentar a través de entidades certificadas. El beneficio general es que reduce el riesgo de poder dañar su reputación o imagen y esto coincide con el segundo tipo de estrategia: fiable.

MEJOR REPUTACIÓN

Implementar una estrategia 'fiable' es, a menudo, la mejor estrategia para que una empresa se proteja frente a los riesgos de reputación. La GOTS se desarrolló a través de un proceso multilateral que permite que una empresa construya su reputación y mejore su posición al mismo tiempo. Para seguir ampliando la base de la GOTS, el Grupo de Trabajo Internacional invita a las organizaciones internacionales interesadas a participar en los procesos de revisión de la norma, que se llevan a cabo de manera regular. La norma mejora la imagen y la reputación de una empresa ofreciendo soluciones a problemas relacionados con la sostenibilidad. Estas soluciones son específicas y verificables, no buenas prácticas, y los criterios medioambientales y sociales se siguen en toda la cadena de suministro. Asimismo, al tratarse de una norma de un tercero, la GOTS añade fiabilidad.

EFICIENTE

Con la GOTS, las empresas pueden mejorar su productividad y eficiencia a través del uso de un instrumento para crear y gestionar las cadenas de suministro. Se pueden alcanzar mejoras en la eficiencia ecológica de los procesos de producción. Por ejemplo, reemplazar los insumos tóxicos por ecológicos reduce los gastos de eliminación de residuos. Las mejoras en la eficiencia social se pueden obtener formando a los empleados, pagando mejores salarios y optimizando las condiciones laborales. Todo esto son factores que aumentan la motivación y disminuyen los índices de enfermedad.

La GOTS también es un eficiente gestor de la cadena de suministro. Si su proveedor directo está certificado con la GOTS, sabrá que todos los proveedores que le anteceden también lo están, por lo que se elimina la necesidad de crear un costoso sistema de seguimiento.

Según una encuesta realizada en 2010 por la Alianza ISEAL, un organismo internacional que ha creado un código para desarrollar normas de sostenibilidad fiables, el 78% de las empresas a las que se les preguntó por los beneficios que obtenían de un sistema de normas respondió que el más importante eran las ganancias operativas, seguido por las ventajas de marketing y el desempeño de la sostenibilidad.

INNOVADORA

La estrategia 'innovadora' se centra en la diferenciación del mercado. La GOTS puede ofrecer acceso a nuevos mercados. Asimismo, puede abrirle paso a los compradores públicos y proporcionarle acceso a los nichos de mercado. Cada vez son más los gobiernos que integran la sostenibilidad en sus directrices de compra y algunos consumidores están dispuestos a pagar hasta un 20% más por recibir productos sostenibles.

TRANSFORMADORA

La estrategia 'transformadora' es la disciplina más relacionada con el desarrollo sostenible global. A diferencia del resto de estrategias, esta no lleva a efectos directos en el mercado sino que requiere que la empresa la adopte de forma responsable para futuras generaciones. Como ejemplos cabe destacar la participación en grupos de trabajo o consultas de los desarrolladores de normas.

Una norma integral como la GOTS también se puede utilizar como un instrumento para dar un empuje positivo a la causa de la sostenibilidad, así como para integrar reglamentos ecológicos en las regulaciones gubernamentales. Esto último se logró en EE.UU. donde el gobierno federal incluyó la GOTS en 2011. Al no inventar sus propios reglamentos nacionales y confiar en la GOTS como la norma mundial por excelencia para los textiles orgánicos, EE.UU. ha evitado generar nuevas barreras comerciales en este sector tan globalizado. Al mismo tiempo, la GOTS garantiza que, una vez se imponga completamente, las afirmaciones de que se trata de algodón orgánico estarán respaldadas por un programa de certificación internacional fiable y transparente basado en reglas complejas a favor de una producción textil responsable con la sociedad y el medio ambiente.