Features

Cómo los negocios nos pueden ayudar a alcanzar los Objetivos Mundiales

7 marzo 2016
ITC Noticias
Las empresas deberían contemplar los Objetivos de Desarrollo Sostenible
como oportunidades y no como obstáculos

Piense en el estado en el que se encuentra el mundo en la actualidad. Una de cada diez personas vive con menos de $EE.UU. 1,90 al día y el 20% de la población de los PED vive por debajo del umbral de la pobreza. Casi 800 millones de personas sufren malnutrición y 57 millones de niños no reciben educación primaria. Además, 2.500 millones no tienen acceso a instalaciones sanitarias adecuadas. Las mujeres ingresan un 24% menos que los hombres. Si no hacemos nada para afrontar el cambio climático, la temperatura mundial podría aumentar en 4,5°C.

Ahora, imagine nuestro planeta en 2050. Dos tercios de la población mundial vivirá en ciudades y se necesitará un 70% más de producción agrícola. Un quinto de la población superará los 60 años y el 80% de ellos vivirá en países desarrollados. La demanda de recursos limitados alcanzará los 130.000 millones de toneladas (hoy son 50.000 millones).

Estas posibles situaciones presentan enormes desafíos para los gobiernos y el sector del desarrollo internacional. En septiembre de 2015, los 193 miembros de las Naciones Unidas adoptaron el programa de desarrollo más ambicioso que haya existido jamás: los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), un conjunto de 17 objetivos para erradicar la pobreza, luchar contra la desigualdad y abordar el cambio climático.

Y, ¿que tiene que ver esto con el mundo empresarial? Podría ayudar a que cumpla con sus obligaciones de responsabilidad social a través del altruismo para ayudar a abordar los desafíos mencionados anteriormente o a considerarlos como oportunidades.

Intentemos ver el mundo de forma distinta. Se espera que para el 2020 el mercado de la fruta y la verdura orgánica tenga un valor de $EE.UU. 62.900 millones. El mercado de las soluciones de telemedicina alcanzará los $EE.UU. 34.000 millones. Las soluciones sanitarias para la base de la pirámide ascenderán a $EE.UU. 87.700 millones. Los ingresos procedentes de las micro redes casi alcanzarán los $EE.UU. 20.000 millones. Habrá 20 millones de vehículos eléctricos en las carreteras y la mitad de la fabricación mundial de vehículos procederá de los PED. Aquellos que busquen a trabajadores formados, los encontrarán en los mercados emergentes.

MARCO PARA EL CRECIMIENTO

Las grandes empresas ya están convirtiendo los desafíos de hoy en las oportunidades del mañana. El mundo empresarial puede aprovechar los ODS como un marco para el crecimiento. Esto se recogía en un nuevo informe de Accenture Strategy, 'Corporate Disruptors: How business is turning the world’s greatest challenges into opportunities', producido en colaboración con la Comunidad de Jóvenes Líderes Mundiales del Foro Económico Mundial.

En el informe hablamos sobre cómo las empresas líderes contemplan los ODS como un modo para convertir la responsabilidad social corporativa en oportunidades sociales corporativas, lo que las hace más competitivas y fuertes en un mundo cada vez más volátil y complejo. Algunas empresas incluso consideran la responsabilidad social corporativa como su razón de ser y desarrollan nuevos modelos de negocio para sacar el máximo rendimiento de las oportunidades que ofrecen los Objetivos Mundiales.

Consideremos, por ejemplo, la reinversión del 20% de los beneficios de GlaxoSmith-Kline (GSK) en los PMA para crear una infraestructura sanitaria a través de la formación de sanitarios que aplicarán sus conocimientos sobre el terreno. Desde 2009, el programa ha formado a casi 40.000 trabajadores sanitarios, que han atendido a 11 millones de personas en 35 países. Esto ha impactado positivamente en la marca GSK, posicionando a la empresa como una farmacéutica responsable y ayudando a crear un futuro mercado para productos y servicios..

BÚSQUEDA DE TALENTO

En este campo, también merece la pena mencionar al Grupo Dangote, la mayor agrupación manufacturera del África Occidental. La agrupación ha invertido $EE.UU. 6,5 millones en la Dangote Academy en Nigeria, con el fin de abordar sus dificultades para encontrar a empleados con los conocimientos técnicos adecuados. La iniciativa está ayudando a reducir el coste que supone la búsqueda de talento a la vez que ofrece formación profesional a los jóvenes.

Esto son solo dos de los muchos ejemplos que muestran cómo las empresas líderes e innovadoras están respondiendo a los desafíos mundiales con oportunidades que protegen a sus empresas y las hacen crecer. Sin embargo, esto es solo la punta del iceberg. El potencial para los negocios es inmenso, desde los nuevos grupos de consumidores, la creciente demanda por los productos y servicios sostenibles o las tecnologías limpias que reducen los costes hasta una nueva mano de obra formada. Los ODS proporcionan tanto una guía como un marco práctico para las empresas que quieren expandir su negocio, aumentar su competitividad y crear valor sostenible.

Algunas empresas se alinearán con al menos uno o dos objetivos de forma automática. Otras incluso con los 17. Es posible que otras decidan hacer uso de los objetivos no alineados (o de sus oportunidades empresariales adyacentes) para acceder a nuevos mercados o crear nuevos negocios. La clave está en que no se trata de una situación de todo o nada.