Features

Comercio, inversión y desarrollo: la opinión de la UE sobre los programas voluntarios de aseguramiento

8 diciembre 2015
ITC Noticias

El desarrollo sostenible es una parte central de los esfuerzos de la Unión Europea (UE), tanto en casa como alrededor del mundo. Esto es un principio consagrado en las disposiciones del Tratado de la UE y el objetivo por el que se rigen todas nuestras políticas, ya sea cuando tratamos con el mercado interno, con países asociados o con asuntos globales.

La política de comercio e inversiones forma, sin duda, parte de esta idea. Queremos sacar el máximo partido de las oportunidades que generan las herramientas que desarrollamos e implementamos para apoyar el comercio libre y justo, a fin de promover el desarrollo sostenible dentro de la UE, en nuestros países asociados y en el resto del mundo.

Políticas sociales para el crecimiento económico

Esto significa diseñar políticas sociales que garanticen que el crecimiento económico derivado de un mayor comercio y una mayor inversión van de la mano de la justicia social, las normas laborales exigentes y las prácticas medioambientales sostenibles. Asimismo, debemos ser conscientes de que las prácticas comerciales y de inversión que favorecen el desarrollo sostenible no solo proceden de los esfuerzos del gobierno sino también de un cambio en el mercado a favor de unos productos más sostenibles.

En este sentido, los programas voluntarios de aseguramiento de la sostenibilidad no gubernamentales, como los de comercio justo y ético, pueden ser eficaces a la hora de fomentar el crecimiento sostenible e inclusivo a través de la promoción de la producción, el comercio y el consumo de productos sostenibles. Estos programas los dirigen agentes no gubernamentales quienes los reúnen para:

  • diferenciar el producto de los productores y permitirles pedir un precio más elevado;
  • permitir que los comerciantes integren desarrollos sociales en sus estrategias comerciales, y
  • ayudar a los consumidores a tomar decisiones fundamentadas sobre su compra.

La UE opina que un beneficio clave de estos programas es que son un mecanismo de mercado desarrollado por las partes interesadas. No obstante, esto no significa que los formuladores de políticas no puedan participar: las autoridades públicas pueden promover estas iniciativas y la UE se ha comprometido con ello.

Centrar la atención en este tema no es nuevo. La Comisión Europea publicó su primer comunicado sobre programas de comercio justo en 1999 y desde entonces les ha dedicado enfoques específicos* y los ha integrado en sus estrategias de políticas comerciales**.

Actualmente, la UE está renovando su estrategia de comercio e inversión para hacer frente a la nueva realidad económica. Sigue queriendo estar comprometida con la producción y el consumo sostenibles, y promover los programas de sostenibilidad no gubernamentales. Para hacerlo, será importante intensificar los esfuerzos actuales; esfuerzos que han abarcado un gran rango de áreas, desde iniciativas políticas hasta la inclusión de estipulaciones específicas en nuestros acuerdos comerciales acerca de la implementación de los proyectos sobre el terreno.

Normas voluntarias de sostenibilidad

La UE y el Centro de Comercio Internacional (ITC) registran años de asociación en el área de los programas de sostenibilidad. Desde 2011 la UE ha respaldado el proyecto Comercio para el desarrollo sostenible, a fin de aumentar la concienciación sobre las normas voluntarias de sostenibilidad. Esto ha seguido dos líneas de acción: apoyar la identificación de las normas existentes para que el conjunto sea más completo y de acceso más fácil, y reforzar la capacidad de los productores en los PED para que puedan participar en estos programas.

De cara al futuro, seguirá siendo importante mejorar el flujo de información sobre el comercio justo y ético, así como sobre otros programas de sostenibilidad no gubernamentales, tanto para los productores como los consumidores de la UE. Esto garantizará que la política comercial y de inversión de la UE facilite la conexión entre la oferta y la demanda de productos sostenibles.

Como embajador de la UE ante la OMC, espero seguir trabajando con las organizaciones internacionales que se dedican al área de los programas de sostenibilidad en Ginebra, incluido el ITC, como parte del compromiso de la UE con el apoyo a las políticas de comercio e inversión que promueven el desarrollo sostenible