Features

Capacitación de los agricultores de Zambia mediante la cooperación Sur-Sur

8 diciembre 2011
ITC Noticias

El algodón es uno de los éxitos de la decisión de Zambia de optar por una economía de mercado además de una poderosa herramienta para reducir la pobreza. Hasta hace poco, la industria estaba dominada por el sector privado extranjero, que establecía los precios y las condiciones de comercialización para más de 300.000 pequeños agricultores de algodón, y que además, contaba con un acceso, prácticamente exclusivo, a los debates sobre las políticas y su formulación.

En julio de 2005, se estableció la Asociación Algodonera de Zambia (CAZ, por su sigla en inglés), a fin de representar los intereses de todos los agricultores algodoneros de Zambia. Desde 2006, la CAZ ha colaborado en actividades de cooperación Sur-Sur que el ITC ha organizado en China, India, Senegal y Turquía, así como en otras sobre el mercado en países productores de textil como Bangladesh, China, India, Tailandia, Turquía y Viet Nam.

A partir de los vínculos creados por el ITC, la CAZ ha conseguido:

• Capacitar a los agricultores – Los conocimientos adquiridos de los agricultores de China, India y Turquía, así como de África, han permitido que la CAZ cambie las estructuras de poder fundamentales. Ahora, los agricultores tienen más capacidad de decisión sobre los precios o la negociación de contratos. Tradicionalmente, se les fijaba el coste de los insumos y se les daba una indicación general de los precios del algodón en bruto, pero los desmotadores podían modificar los precios sin ofrecer compensación alguna. Los desmotadores utilizaban a los agricultores para gestionar el riesgo en materia de precios, ya que estaban desorganizados y aislados. Gracias al nuevo modelo de valorización del algodón, desarrollado con el ITC, los agricultores negocian con los desmotadores de forma prácticamente equitativa. Una evaluación independiente realizada con la ASDI en 34 distritos muestra que el precio del algodón en bruto ha aumentado en un 40% durante las últimas dos temporadas, tanto en términos reales como en relación con los ingresos de los pequeños agricultores. En total, casi 270.000 agricultores de algodón se han beneficiado de este cambio.

• Conseguir transparencia y asociaciones en la cadena de valor – La exposición y la formación unieron a productores y desmotadores, con el fin de que aprendieran los unos de los otros, e interactuaran de forma más regular. La falta de confianza que existía entre ellos casi ha desaparecido y se reúnen periódicamente para debatir acerca de los precios antes de sembrar, así como de los precios de producción.

• Indigenizar y añadir valor a la cadena de valor del algodón – Experiencias en países como Turquía o la India han mostrado a la CAZ que los agricultores pueden añadir valor a su algodón, y que son capaces de llevar a cabo exitosas operaciones de desmotado. La CAZ, a través de la Unión Nacional de Agricultores de Zambia (ZNFU, por su sigla en inglés), seleccionó a asociaciones de agricultores locales para dirigir las empresas desmotadoras de los agricultores del país y evitar que el sector desmotador esté controlado en su totalidad por extranjeros. Un estudio de viabilidad confirmó la sostenibilidad en seis distritos. El resultado ha sido la creación de Mumbwa Roller Ginning and Pressing Company, establecida como una empresa de desmotado en propiedad de agricultores; la posesión de capital se divide así: durante los tres primeros años, un 60% corresponde a los agricultores; un 20% a ZNFU y otro 20% a la CAZ. Transcurrido ese tiempo, la cooperativa de agricultores pasará a ser la única propietaria. La maquinaria de desmotado procede de la India y se adquirió mediante contactos realizados a través del ITC. Los agricultores invierten en el desmotado y en la extracción de aceite de cocina para aumentar sus ingresos.

• Crear asociaciones con compradores preferidos – La CAZ está capitalizando los conocimientos adquiridos durante las actividades de formación y marketing, llevadas a cabo en Asia, y está desarrollando contactos con compradores preferidos en Asia, dispuestos a pagar un precio más alto por un algodón más limpio. Los agricultores se están asociando con compradores preferidos (por ejemplo, hilanderías), con el objetivo de reducir la contaminación del algodón. Ahora, los agricultores usan bolsas para la recogida de algodón aprobadas, y clasifican el algodón en sus granjas; una práctica que ya ha sido adoptada con éxito en Senegal.

• Gestionar los insumos agrícolas – A partir de la próxima temporada, la Cooperativa de Agricultores de Mumbwa comenzará a gestionar sus propios insumos. Las cooperativas y la CAZ harán uso de los vínculos empresariales de Asia, y han desarrollado un plan de autofinanciación para que los agricultores sean independientes de las empresas de desmotado en lo que se refiere al suministro de fertilizantes y productos químicos.

• Crear una infraestructura institucional de apoyo a los agricultores – La CAZ está en contacto con todas las instituciones relacionadas con el algodón del país; entre ellas; el Fondo de Desarrollo Algodonero (FDA), la Asociación de Desmotadores de Algodón de Zambia, la Unidad de Agricultura de Conservación y la Junta Algodonera de Zambia; la CAZ actúa como un agente conductor del apoyo del ITC. El FDA ha comenzado un proceso de asociación con científicos de la India para investigar acerca del algodón Bt en Zambia. Asimismo, distintas empresas de desmotado y contratas pidieron al FDA que adquiriese una desmotadora de rodillos para procesar las semillas.

• Colaboración regional – La CAZ ha desempeñado un papel decisivo en la elaboración de un acuerdo de colaboración subregional en el sector del algodón entre las partes interesadas de Mozambique, Zambia, Zimbabwe y Malawi (MoZaZiMa).

Gracias a que los agricultores alternan el cultivo de algodón con el cultivo de alimentos, la capacidad creada también favorecerá la producción de maíz o cereales, y por lo tanto, contribuirá a la seguridad alimentaria del país.