Features

Art Atlas: un sueño hecho realidad

8 diciembre 2011
ITC Noticias

La historia de Art Atlas Perú prueba que las grandes empresas pueden estar comprometidas con el bienestar social. Art Atlas Perú es una empresa ecológica, y con vocación social, que fabrica jerséis y chaquetas de punto con tejidos naturales de alta calidad, como la lana de alpaca y la lana orgánica.

Jessica Rodríguez, Fundadora de la empresa y Directora Comercial, se enamoró de las fibras peruanas a finales de los 90 cuando trabajaba para el mayor productor de hilo de alpaca del sur de Perú.

‘Estaba impresionada con los artesanos locales y con los preciosos trabajos que realizaban a mano,’ declaró Rodríguez. ‘Tuve la oportunidad de conocer los requisitos del mercado de la exportación y sabía que en Europa existía una demanda de productos orgánicos de colores naturales.’

En aquella época, muchas empresas del altiplano peruano se estaban trasladando a la capital, Lima, o cerrando sus puertas. La tasa de desempleo era alta y las oportunidades eran escasas. En este contexto, Rodríguez vio la oportunidad de crear su propia empresa; una empresa que presentara un sentido de determinación y reflejara sus valores. Junto con su socio, Rodríguez abrió las puertas de Art Atlas Perú en el año 2000. Desarrollaron un modelo de producción que no sólo generaba oportunidades para los trabajadores y artesanos, de los cuales un 85% eran mujeres, sino también para cualquier persona a lo largo de toda la cadena de valor, desde colaboradores y clientes hasta el consumidor final.

‘Dirigir la empresa ha sido una experiencia enriquecedora y hemos sido capaces de superar muchos retos: mostrar a nuestros clientes los beneficios de las fibras naturales, encontrar buenos socios que comparten la misma filosofía y obtener acceso a los mercados,’ afirmó Rodríguez.

Durante la crisis económica de 2008, el sector textil se vio gravemente afectado. Los pedidos disminuyeron drásticamente y la empresa tuvo que ser flexible para poder mantener a sus trabajadores y artesanos. La diversificación, la creatividad y la innovación desempeñaron un papel importante en la supervivencia de Art Atlas.

‘Ofrecimos distintos tipos de productos a nuestros clientes, como por ejemplo textiles para el hogar, utilizando colores naturales y tintes de bajo impacto,’ comentó Rodríguez. ‘Creamos nuevas mezclas utilizando combinaciones de fibras de lujo e inventamos nuevas técnicas de costura y producción a la hora de hacer punto. Fuimos capaces de mantener nuestros ingresos y a nuestros empleados durante ese año tan difícil.’

A día de hoy, Art Atlas Perú fabrica una gran variedad de artículos de punto, desde jerséis finos y ligeros hasta jerséis gruesos, utilizando máquinas de coser de todo tipo, desde máquinas manuales hasta máquinas completamente automáticas que ofrecen una gran variedad de puntadas. La empresa también dispone de una línea de prendas de vestir hechas a mano, realizadas por un grupo de 150 mujeres especializadas en tejer a ganchillo y en hacer punto. Los productos de Art Atlas se pueden encontrar en París, Nueva York, Londres, Tokio...; en definitiva, en todas las capitales de moda del mundo.

Lo que empezó con dos personas, hoy en día apoya a 500 familias que trabajan para esta iniciativa; 180 de forma directa y 350 de forma indirecta. Para estas familias, los beneficios de un empleo regular y sostenible se traducen en mejores condiciones de educación, alimentación y vivienda.

‘En febrero de 2011, el ITC y SPINNA, la Alianza Internacional de Mujeres, facilitaron nuestra conexión con los compradores a través de una exposición personalizada, durante la Semana de la Moda de Nueva York, que dio como resultado nuevos clientes y nuevas ventas,’ declaró Rodríguez. ‘Los nuevos conocimientos y las nuevas herramientas que adquirimos de antemano, como parte del proyecto de Promperú, han actuado como catalizador para el lanzamiento de nuestra propia colección, y marca de mujeres y bebés, llamada Anntarah.’

 

Mejorar la calidad de vida a través del empleo y la formación

La Fundación Art Atlas fue creada en 2003 como una asociación sin ánimo de lucro que destina un porcentaje de las ventas de Art Atlas a mejorar la calidad de vida de los habitantes de la región de Arequipa a través del empleo y la formación. La formación incluye estudiar los distintos aspectos de la industria del textil y fomentar el espíritu empresarial de las mujeres y los jóvenes. Uno de los programas de la fundación proporciona el capital necesario para que mujeres y jóvenes puedan crear su propio negocio de fabricación de artículos de punto. La fundación también proporciona material escolar para niños y controla la construcción de refugios para los agricultores que se dedican a la alpaca en los pueblos del altiplano; todo ello contribuye a conseguir resultados prácticos y escolares. La Fundación Art Atlas ayuda a las familias a montar su propio taller en habitaciones vacías en sus casas o garajes, y proporciona un trabajo sostenible a estas microempresas.

‘Para mí es muy importante ayudar a otros porque veo la enorme desigualdad de oportunidades que existen entre las distintas personas,’ afirmó Rodríguez. ‘Además, participo en iniciativas de empoderamiento de mujeres en todo el mundo, entre las que se encuentran Pathways to Prosperity, la nueva Asociación de Políticas APEC para la Mujer y la Economía, y ON Women. Capacitar a las mujeres para mejorar sus vidas y ayudarles a conseguir sus objetivos es mi pasión. Ayudar a una mujer significa ayudar a toda su familia y a la comunidad.’