Features

Aprovechar el poder de las normas internacionales

8 diciembre 2015
ITC Noticias

No basta con decir que el conocimiento es poder. Para aprovechar todo su potencial, debemos saber cómo emplearlo. Las normas internacionales, el conocimiento práctico y la información ofrecen enormes oportunidades para el desarrollo y el crecimiento.

'Dale a un hombre un pez y comerá un día; enséñale a pescar y comerá el resto de su vida.' Imagínese por un momento que es usted este pescador principiante. Las normas de la Organización Internacional de Normalización (ISO), organización líder en la elaboración de normas internacionales, podrían enseñarle mucho más de lo que necesita para comenzar a pescar. Al estar escritas por expertos en la materia, una norma podría explicar cuál es la mejor técnica para cada situación o cuáles son los mejores cebos para no hacerle perder tiempo ni esfuerzos.

Si abre un negocio de pesca, ya sea unipersonal o una gran empresa, las normas se pueden utilizar para revisar y reestructurar sus procesos, a fin de utilizar los recursos de manera más eficiente. Quizá existan normas que le ayuden a cuidar el medio ambiente, reducir la contaminación o evitar la sobrepesca.

Cuando esté listo para vender su producto en el mercado, una norma ISO podría explicarle qué condiciones debe cumplir para ganarse la confianza de los consumidores. Si participa en el proceso de establecimiento de las normas, podrá opinar sobre cuáles son esos requisitos y cómo se determinan.

Las normas internacionales están repletas de información práctica y útil que ayudará a los nuevos empresarios a tener éxito y ser competentes. Las autoridades reguladoras también pueden utilizar las normas internacionales para armonizar los requisitos locales y cumplir con las expectativas de las industrias mundiales, lo que, a su vez, estimula el comercio y la prosperidad.

Los PED disponen de muchas formas para sacar provecho de las normas internacionales para cumplir con sus objetivos de desarrollo sostenible. La clave para el progreso se encuentra en el uso eficiente de los recursos y en una mayor protección del medio ambiente. Las normas ISO pueden ayudar a reducir nuestro impacto sobre el medio ambiente de una manera estratégica y con una lógica empresarial.

Ejemplos de normas que pueden ayudar a las empresas a prosperar incluyen la ISO/TS 14067 sobre la huella de carbono, la ISO 14001 sobre la gestión medioambiental y la ISO 14064 sobre la gestión de los gases de efecto invernadero. También existen normas para la eficiencia energética, la huella hídrica y los edificios verdes.

El desarrollo y las normas

Los gestores municipales pueden utilizar las normas ISO para las ciudades inteligentes para mejorar la calidad de vida y a la vez cumplir con los objetivos de desarrollo.

Para muchos PED es importante reducir la vulnerabilidad a las crisis y catástrofes naturales, ya que tienen un inmenso impacto social y económico. La ISO está trabajando en una norma sobre indicadores de resistencia y ya cuenta con una serie de normas sobre seguridad social. Otros ejemplos incluyen una norma que ayude a que los servicios de agua funcionen durante una emergencia o incluso normas para que los edificios puedan soportar catástrofes, algunas de las cuales se han desarrollado pensando en áreas como menos recursos.

Los problemas de justicia social que resultan de la desigualdad salarial y de oportunidades es otra gran preocupación. El uso de la ISO 26000 sobre responsabilidad social puede ayudar a las organizaciones a realizar su aporte a la hora de abordar la desigualdad de género, los abusos de los derechos humanos y los problemas del trabajo infantil.

Las normas son poder

Estos son unos ejemplos simples de cómo se pueden utilizar las normas para alcanzar los objetivos de desarrollo sostenible. Es importante que los PED desempeñen una función activa en la ISO, promoviendo el uso de las normas internacionales a nivel nacional e involucrándose en su desarrollo. La ISO está comprometida con la noción de desarrollo de sus normas. La organización cuenta con un comité de política dedicado a las cuestiones de los PED y ofrece formación y oportunidades educativas. La ISO también hace posible una combinación entre participación y liderazgo en los comités técnicos, un proceso en el que los miembros de la ISO ayudan a capacitar a los PED para que participen más en el desarrollo de las normas.

Si el conocimiento es poder, las normas también lo son. Los PED pueden utilizar las normas para potenciar su prosperidad mediante la mejora del comercio, de la educación, del desempeño ambiental, de la eficiencia del transporte, del uso energético y mucho más. El primer paso es saber lo que las normas pueden hacer por usted. Pero no se detenga aquí; póngalas en práctica.